Acupuntura

Los pacientes a los cuales se le practica Acupuntura son pacientes diagnosticados, es decir que no tratamos ningún síntoma sin saber a que es debido. Esto es de suma importancia ya que no debemos tratar el dolor de forma aislada sino como consecuencia de un proceso.

De forma sencilla se puede decir que el mecanismo de acción de la Acupuntura se basa en la estimulación por medio de agujas de los receptores sensitivos que se encuentran en la piel. Estos receptores al ser estimulados mediante las agujas de acupuntura enviarán a través de la médula espinal un mensaje eléctrico que alcanzaría el cerebro.En el cerebro se producirá entonces un aumento de la liberación de sustancias como las endorfinas .Se trata de estimular la liberación natural de substancias en el cuerpo que mitigaría el dolor, en lugar de suministrar substancias ajenas al organismo.

En nuestra consulta siempre se utilizan agujas desechables, es decir ningún paciente es punzonado por agujas que ya hayan sido utilizadas.

El tratamiento es caso de una enfermedad crónica se realiza aproximadamente durante 6 sesiones con una periodicidad semanal. Posteriormente se espacian estas sesiones hasta convertirse en una sesión trimestral.

En el caso de enfermedad aguda, como por ejemplo una contractura muscular, bastará con unas 3 o 4 sesiones.

Aporte de la acupuntura: los beneficios 

1. No existen contraindicaciones para su aplicación salvo algunos tratamientos en pacientes embarazadas.

2. Los efectos secundarios son extremadamente bajos.

3. Se logra la curación o el alivio de la enfermedad dolorosa en un porcentaje alto de pacientes .

4. Consigue la remisión del dolor en pacientes que no han experimentado mejoría con otros tratamientos convencionales.

5. El efecto de la acupuntura es acumulativo y se vuelve más eficaz tras varios tratamientos.