¿Qué es un esguince de tobillo?

14.08.2020

El esguince de tobillo es una lesión muy común y suele ocurrir de forma traumática debido a una inversión excesiva (cuando el pie gira hacia afuera bruscamente) del pie durante la realización de actividades cotidianas, como camina, correr, saltar o realizando algún deporte. El tobillo es una estructura compuesta por tres huesos (tibia, peroné y astrágalo) tendones y varios ligamentos que son los responsables de mantener la estabilidad y evitar que el pie realice movimientos fuera del rango de seguridad (cuanto supera dicho rango, las estructuras se resienten).

Esguince de tobillo es cuando el tobillo realiza un movimiento brusco y el sistema de protección (ligamentos, tendones y músculos) no pueden frenar el movimiento y excede el rango normal y se produce la ruptura.

Los pacientes se quejan de dolor en la parte externa del tobillo(son la mayoría) y se presenta hinchazón y hemorragia debajo de la piel (es decir, aparecen hematomas). Técnicamente, estos hematomas son conocidos como equimosis. Dependiendo la cantidad ligamentos y o de fibras involucradas dependerá el grado del esguince.

El diagnostico es realizo por un médico especialista (traumatólogo) que ara una evaluación de la lesión y puede pedir exámenes complementarios como radiografía, ecografía, resonancia magnética nuclear (RMN), de esta forma se puede confirmar o descartar fracturas asociadas al esguince y rupturas de ligamentos (total o parcial).

La Rehabilitación (kinesiología y fisioterapia) el tratamiento se enfocara en controlar la inflamación y el dolor, para luego enfocarse en mantener un rango de movimiento seguro (ROM articular ideal), fortalecer los músculos y mejorar la propiocepción (información de la estabilidad y la ubicación en el espacio).

Muchas personas tratan el esguince de tobillo en casa con reposo, hielo y analgésicos. Esto es una mejora limitada y no recomendable.

En las personas que sufrieron un esguince previamente, también es más fácil doblarse el tobillo y que se produzca otro esguince. Por lo tanto, uno de los factores de riesgo del esguince de tobillo es tener inestabilidad. Las personas que tienen músculos débiles, en especial los que se denominan peroneos, que se extienden a lo largo del exterior del tobillo, pueden estar más predispuestas.

Por esto es importante la rehabilitación, para que el riesgo de recaída sea menor y pueda volver a sus actividades de una forma segura.