¿Qué es la presoterapia?

Uno de los tratamientos que está teniendo gran aceptación en los últimos años es la presoterapia. Hay varias razones del por qué este auge.

La presoterapia es una técnica médica indicada para lograr un drenaje linfático en personas que presentan problemas médicos y estéticos, como alteraciones en el sistema circulatorio. Este drenaje linfático se realiza aplicando aire al cuerpo, y para hacerlo, es necesario que la persona se introduzca en un traje neumático dotado de un determinado número de cámaras que distribuyen presiones de aire a lo largo de las zonas del cuerpo afectadas. Esta técnica es muy sencilla de realizar, no es dolorosa, es eficaz y saludable. Además, ofrece resultados inmediatos y brinda una sensación de alivio y descanso que no hay que obviar. 

¿Cómo funciona la presoterapia?

La presión de aire se aplica de forma controlada de acuerdo a cada paciente y a la parte del cuerpo que se va a tratar. Con esta técnica, se logra la sensación de un masaje con efectos de relajación y compresión suficientes para activar el sistema linfático y, con ello, la eliminación de líquidos, de toxinas, edemas, linfoedemas y trastornos venosos más conocidos como varices, post operatorios en general. 

Duración de la sesión

Cada sesión de presoterapia dura entre 30 y 45 minutos, y la cantidad de sesiones dependerá de los problemas médicos de cada paciente y los objetivos que se quieren lograr. En este sentido, las máquinas de presoterapia están dotadas de programas personalizados que se adaptan a las necesidades y morfología que cada paciente. 

Beneficio

Estimula el sistema linfático, provoca un drenaje de la linfa (fluido transparente que se produce tras el exceso de líquido que viene de los capilares hasta el espacio intercelular), eliminando así líquidos, toxinas y grasas acumuladas en el organismoPor su eficacia, también es muy efectiva en tratamientos post-operatorios que conlleven una acumulación de fluidos.